sábado, 9 de junio de 2012

gente decente




Ayer fue "viernes de recortes". Como decía Benedetti, nos quieren recortar hasta la alegría.

Siempre he pensado que desde lo concreto y cercano se ven las cosas más claras que desde lejos.

 
En nuestro hospital (el único de la provincia de Cuenca), Hospital Virgen de la Luz, en los últimos meses:
  • Cierre de la planta 2ªB, UCEMI (Unidad de Corta Estancia de Medicina Interna)
  • En julio se cierran la mitad de las plantas 1ªA (cirugía y anestesia), 1ªB (cirugía, oftalmología), 2ªA (ginecología, paritorio, diálisis) y 3ªB (pediatría). Y en verano aumenta la población en la ciudad
  • Incremento desproporcionado de listas de espera (los datos concretos no se publican desde diciembre pasado)
  • Al mismo tiempo que se cierran plantas aumentan las habitaciones con 3 camas
  • Eliminación/reducción de especialidades del hospital: cirugía cardiovascular, cirugía máxilofacial, medicina nuclear, etc...

En Atención Primaria:
  • No sustitución del personal sanitario tras las guardias, ni bajas, ni vacaciones,...
  • Amortización de plazas
  • Disminución del número de días de consulta en consultorios locales
  • Planteamiento de eliminación de puntos de atención continuada
  • etc...
No sólo en salud, también en educación, otro pilar básico que afecta a nuestros niños: de las 71 escuelas rurales cerradas en Castilla-La Mancha (única comunidad autónoma que ha cerrado escuelas rurales) 37 son de Cuenca, eliminación de profesores de apoyo en primaria, aumento del número de niños por clase, retirada para el curso que viene de las becas para comedores (esto da para hablar otro día y mucho),... También recortes en servicios sociales, medio ambiente,...


Cada martes a las 12:00h, un grupo cada vez mayor de ciudadanos y profesionales decentes preocupados por lo que está pasando en nuestra provincia y el futuro de sus hijos se concentra denunciando esta situación


También cada viernes a las 10:00h en cada Centro de Salud (audio aquí)

CS Cuenca-1

CS Cuenca-2

 
Se trata de nuestra salud, de la educación de nuestros hijos incluso del futuro económico de Cuenca. Se trata de una gran mayoría de gente decente luchando por lo que considera justo contra las decisiones de un reducido grupo de políticos/gestores.
 
Y las protestas sí que sirven. El ejemplo es la falta de suministro de antitumorales que se solucionó al día siguiente de la publicación de la noticia en El País.
 
 
 
"Los gobiernos, por absolutísima que sea la mayoría que posean, nunca son el Estado, sino quienes lo tienen en préstamo (no en propiedad) y lo representan durante un periodo. Y hay elementos del Estado que no pueden cambiarse legítimamente, aunque quizá sí legalmente. Tal vez un Gobierno estaría facultado para vender al extranjero el Museo del Prado, pero sería inaceptable que lo hiciera. Del mismo o parecido modo, no pueden privatizar ni desmantelar lo que el conjunto de la ciudadanía considera irrenunciable: la sanidad, la educación,... (...) Si un Gobierno determinado me los recorta y me desprotege y me priva, y me adelgaza, debilita o vacía de contenido el Estado, está actuando al margen de éste y rompiendo el contrato o pacto social que nos une y vincula a todos (...) y se deslegitima a sí mismo, por muchos votos (...) que cosechara".
 
Javier Marías
El País Semanal
3/6/2012