domingo, 28 de agosto de 2011

sobre moverse y otras cosas



El lunes pasado leí esta noticia en El País: "Niños obesos pierden peso con Kinect". Kinect Sports es un paquete de juegos para la consola Xbox 360, una variedad, para que nos entendamos, de la también conocida Wii.

En el artículo explican que Bartolomé Bruguera, investigador del Instituto de Ciencias de Salud de Baleares tras ver que su hija adelgazaba jugando (con la Kinect hay que moverse delante de la pantalla) decidió aplicarlo como tratamiento para la obesidad. El estudio implica a 1200 alumnos de Baleares de 6 a 14 años con el objetivo de que "interioricen el ejercicio físico", "promover el aspecto lúdico" del mismo,...

Todo esto me parece bien, la obesidad infantil es una auténtica epidemia actual que hay que abordar mejorando la alimentación (calidad), disminuyendo calorías (cantidad) y haciendo ejercicio
y cualquier cosa que demuestre efectividad hay que usarla.

Pero me pregunto: ¿acaso a los niños hay que decirles que jugar es algo lúdico?. Jugar en la calle con los amigos ¿no será el mejor ejercicio, sin recurrir a aparatos en una habitación cerrada?.

Existe una cosa que se llama "disease mongering" en inglés, una especie de "invento de enfermedades para sacar beneficio" (
aquí teneis la definición de la de la Wikipedia). ¿No estaremos creando un tipo de "treatment mongering" o invento de tratamientos con el mismo fin?.

Y aquí vuelvo a un tema que me parece muy importante. Que los ayuntamientos tienen la responsabilidad de lograr lugares seguros y libres de vehículos en las ciudades para el disfrute de los niños (y de todo el mundo de paso).

En mi opinión no vamos bien si necesitamos tecnología para que los niños se muevan (como los humanos de la película wall-e del dibujo de arriba). ¡Más peatonalización y menos cacharros!.


Y para movernos "sin cacharros" ahora que aún hace buen tiempo os recomiendo una página web donde se explican senderos por el campo fáciles para hacer con niños en toda España. Aquí los teneis (hay 5 senderos señalados, por ahora, en Cuenca).